Soluciones para el control del ruido industrial en el puesto de trabajo

Soluciones para el control de ruido y vibraciones en el puesto de trabajo

El ruido industrial es mucho más que una simple molestia, es una amenaza para la seguridad y la salud de las personas que están expuestas a él. ¿Qué soluciones para el control del ruido industrial existen?

La constante evolución a la que se ve sometida la industria y la entrada de nuevos conceptos como seguridad, formación, responsabilidad social, bienestar, jornadas flexibles, conceptos que, en principio, nada tienen que ver con la producción, nos demuestran su evidente relación directa con el aumento de la productividad.

En la nueva industria 4.0 no solo buscamos que las máquinas y el hombre estén cada vez más conectados, sino que, además queremos que los usuarios de estas industrias estén más animados, felices y con mayor motivación por su trabajo.

En este sentido, la contaminación acústica es uno de los problemas ambientales más importantes, ya que esta es capaz de generar trastornos físicos y desequilibrios psicológicos en las personas que, por su trabajo, están sometidas a ciertos niveles de ruido.

Realizar trabajos tanto físicos como intelectuales en ambientes ruidosos o con vibraciones hace que, de forma silenciosa pero constante, nos vaya mermando nuestras ganas de trabajar y acabe convirtiéndose en, algunos casos, en una auténtica tortura.

Ventajas de trabajar en industrias silenciosas

Existen numerosas ventajas de trabajar en industrias y espacios silenciosos y que están directamente relacionadas con el aumento de la productividad.

Trabajar en un ambiente sin ruidos ni vibraciones comporta importantes beneficios como la disminución del estrés, el aumento de la concentración y de la seguridad, mejora de la salud y la comunicación, reducción del riesgo de depresión, aumento de la motivación de los usuarios o la mejora en el cumplimiento con la legislación en materia de prevención.

Existen numerosos estudios que relacionan el nivel de productividad con el valor de ruido industrial. En este sentido, el control de ruido y vibraciones, aunque no está directamente relacionado con la producción, sí está relacionado con el incremento de la productividad. Países donde la productividad es más alta, el nivel de ruido en el interior de sus industrias es más bajo.

Soluciones para el control de ruido y vibraciones

El ruido y las vibraciones no solamente es algo característico en la industria, sino que, en oficinas, restaurantes, salas de reuniones, cines, teatros y en nuestro propio hogar, si somos capaces de tener espacios silenciosos, somos más felices y aumentamos nuestra productividad.

En Grupo TICE llevamos más de 10 años aportando soluciones que consigan controlar el ruido industrial y las vibraciones en los espacios de trabajo.

Para ello, seguimos 4 pasos como son:

1-. Realizamos un diagnóstico del grado de cumplimiento de los requisitos descritos por las normativas de exposición al ruido y a las vibraciones.

2-. Realización de mapas de ruidos en el interior de las plantas industriales con el fin de valorar los niveles sonoros y poder delimitar su exposición por zonas y lugares.

3- Desarrollamos soluciones a medida, creando un plan de acciones a corto medio y largo plazo.

4.- Evaluamos los resultados finales y la satisfacción de los usuarios afectados.

El ruido industrial es un riesgo laboral que también puede provocar un aumento de errores, accidentes y disminución de la productividad. Por ello, es importante tomar las medidas necesarias que permitan reducir el impacto en sus empleados.

 

En Grupo TICE podemos ofrecerte la solución que mejor se adapte a tus necesidades. Algunas de las más frecuentes son:

  • Cabinas acústicas: Salas conformadas con paneles aislantes y absorbentes, para confinar las maquinas o fuentes de ruido en recintos controlados. Para realizar un correcto diseño se deben tener en cuenta además de la reducción de ruido necesaria, otras variables como ventilación, mantenimiento, seguridad estructural, etc; que pueden afectar al funcionamiento de los equipos o las personas.
  • Silenciadores de ventilación: Desarrollados para permitir el paso de aire en salas de máquinas, equipos de climatización, salas de transformación, equipos de cogeneración, etc; realizando en cada caso el estudio mecánico, fluido dinámico y acústico.
  • Amortiguadores y sistemas antivibración: Reducen el impacto minimizando la transmisión de vibraciones y, con ello, el ruido estructural. Las aplicaciones más comunes son: compresores, ascensores, prensas estampación, salas de servidores, edificios, equipos de climatización, transporte de mercancías peligrosas, equipos electrónicos, etc. Un ejemplo de amortiguadores para disminuir el ruido y la vibración son los amortiguadores bancada para ascensores.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *