Galgas de control. ¿Qué son, para qué sirven y que tipos hay?

Galgas de control

¿Qué son las Galgas de Control?

Todos sabemos que actualmente todo negocio busca tener los mejores productos al menor precio posible, pero garantizando siempre de la manera más eficiente posible que sus productos cumplen con los estándares de calidad, por ello, quiero hacer especial mención a las galgas de control.

Las galgas de control son elementos de control que nos permiten conocer las desviaciones de nuestros procesos de fabricación de una forma sencilla, rápida y muy precisa.

Mediante las galgas de control dimensional se busca mejorar los procesos de control y calidad, controlando varias referencias en un mismo útil de manera rápida y sencilla. Para ello, contamos con varios tipos de galgas. ¿cuáles son estos?

 

Tipos de Galgas de control.

Existen cuatro tipos de galgas de control que vamos a ver a continuación.

  1. En primer lugar, tenemos los útiles de fijación que sirven para posicionar debidamente la pieza para su posterior medición mediante MMC, máquina de medición de coordenadas. Siendo estas autoportantes o en placas de aluminio.
  2. De otro lado, tenemos las galgas de control, las cuales pueden fabricarse en aluminio o resina. Esta fabricación consiste en reproducir el negativo de la pieza, controlando la franquicia y enrase de la misma. En dicha galga se pueden instalar distintos sistemas de medición, como pueden ser los relojes comparadores.
  3. Otro tipo de galga son los Meisterbock, que es un útil de grandes dimensiones en el cual se posicionan distintas piezas de un conjunto, permitiendo realizar un control tridimensional con la MMC de manera conjunta.
  4. Por último, hago mención del Cubing, que se utiliza para controlar que encajan el resto de componentes del conjunto.

 

Ya sabes que son las galgas de control, como nos pueden ayudar y que tipologías hay.  ¿Pero como podemos realizar un correcto diseño de una galga de control?

Para ello, es necesario identificar los distintos puntos RPS (Sistemas de puntos de referencia) que se desean medir, y en función de la tolerancia buscada los métodos adecuados de fijación. Una vez esta información es conocida se procede a definir si las fijaciones serán o no una reproducción fidedigna del montaje real. Por otro lado, se debe garantizar que la pieza solo es posible montarla en una posición, recurriendo a elementos cónicos o retráctiles, encargados de absorber las tolerancias de los elementos utilizados para centrar la pieza, es decir, se busca conseguir repetitividad.

Sectores como el automóvil, donde la exigencia de calidad es imprescindible, utilizan este método de verificación, es decir, con galgas de control, para obtener un control de sus fabricaciones. Son utillajes manuales, en los que es necesaria la participación humana. Las galgas pueden ser desde un simple posicionamiento de pieza con cierres manuales hasta procesos más complejos en los que se necesite realizar operaciones automáticas para ahorrar tiempo de medición.

Grupo TICE ingenieros lleva mas de 10 años desarrollando galgas de control y con su experiencia nos indica cuales son las premisas de diseño y principales características y ventajas de una buena galga.

Las utilizaciones de estos distintos útiles van a aportarnos un mejor control de la calidad durante la fabricación, reduciendo los costes de control de calidad postproceso, obteniendo una trazabilidad muy alta y versatilidad en el cambio de modelo/producto.

Todas estas ventajas van a llevarnos al éxito, pues el éxito de estos útiles se basa principalmente en un buen diseño realizado por empresas de ingeniería especializadas como Grupo TICE ingenieros, donde sus técnicos conocen la normativa y tienen el “Know How” suficiente para diseñar y fabricar estos útiles a medida.

 

Te dejo un enlace si quieres ver ejemplos de galgas y animaciones en 3D realizados en nuestro estudio de ingenieria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *