Inspección técnica de estanterías en logística del frío

Logística del Frío

La logística del frío precisa de elementos de almacenaje que le permitan albergar la mercancía en óptimas condiciones. Un elemento que resulta de gran utilidad en este contexto son las estanterías. Como hemos comentado en anteriores ocasiones, se trata de un sistema de almacenaje versátil y funcional y estas mismas condiciones las replican en cámaras frigoríficas o almacenes bajo cero.

¿Qué normativa regula la inspección de las estanterías en logística del frío?

No existe una normativa específica en cuanto a la inspección técnica de estanterías en almacenes bajo cero. Lo cierto es que la inspección de estos elementos, como hemos señalado en anteriores posts, genera cierta controversia. La norma UNE 15635 establece que las estanterías deben ser revisadas al menos una vez cada doce meses por un agente externo cualificado. En TICE, desde la lógica y el sentido común, recomendamos a nuestros clientes llevar a cabo estas inspecciones técnicas, pues las estanterías, también las que se ubican en cámaras de congelación, son equipos de trabajo; y existe normas nacionales y europeas que regulan tales equipos y destacan la obligación de someterlos a inspecciones periódicas.

Además, se busca garantizar la seguridad del trabajo en el almacén refrigerado y la integridad de la maquinaria y la mercancía, la mejor forma es confirmar periódicamente que las estanterías que en él se ubican están en perfectas condiciones.

¿Qué hay que tener en cuenta en la inspección técnica de estanterías en logística del frío?

A simple vista puede parecer que no existe una gran diferencia entre una estantería ubicada en un almacén ordinario a una integrada en una cámara de congelación, pero en la única desigualdad es donde radica el principal factor a tener en cuenta: la temperatura.

Las cámaras frigoríficas están sometidas a temperaturas extremas que pueden llegar hasta los 30°. Por lo tanto, los equipos de trabajo que en ella se coloquen tienen que estar preparados para aguantar las bajas temperaturas. Las estanterías para la logística de frío estarán fabricadas en acero inoxidable u otro material que no se deteriore con el frío y tengan resistencia suficiente para su utilización en ambientes congelados.

Además, el diseño de las estanterías y su colocación en el espacio del almacén debe tener en cuenta la existencia de desagües para evacuar el agua que pueda producirse con motivo de la condensación.

Pero en rasgos generales, la inspección técnica de estanterías en almacenes bajo cero no difiere notablemente del resto de inspecciones de estanterías. Los aspectos que se valoran, como su estado o la seguridad de la estructura, son los mismos para todos estos elementos de almacenaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *