¿Cómo tener una mayor seguridad en una empresa?

Seguridad en logística y maquinaria industrial

La seguridad de una empresa no está enfocada a la empresa en sí, sino a los trabajadores de cada empresa. Las medidas de seguridad adoptadas deben garantizar unos mínimos requisitos de salud y seguridad en el trabajo con el objetivo de reducir al máximo el riesgo de que ocurra un accidente laboral.

En este artículo encontrarás una guía sobre la Seguridad Industrial que puedes aplicar a tu empresa para cumplir con los requisitos y prescripciones de la Reglamentación sobre Seguridad Industrial, enfocada, principalmente, a los requisitos mínimos de los equipos de trabajo y su mantenimiento.

 

¿Qué es la Seguridad Industrial?

La Seguridad Industrial es la base de todos los proyectos y prescripciones mínimas para garantizar la seguridad de los establecimientos industriales y de su equipamiento e instalaciones.

Toda instalación industrial se debe legalizar siguiendo varios procedimientos administrativos, técnicos y mecánicos, con sus correspondientes mantenimientos e inspecciones periódicas que confirmen que las condiciones de funcionamiento y las medidas de seguridad continúan siendo las adecuadas.

Fuera del ámbito de los profesionales dedicados a la seguridad industrial, el término hace creer que es algo que solo afecta a las empresas industriales o que se asocia a la prevención de riesgos laborales. La complejidad de la seguridad industrial implica dividirlo en diferentes áreas reglamentarias.

El área reglamentaria sobre seguridad que afecta a la industria es la que establece los requisitos de seguridad que deben reunir los equipos e instalaciones industriales que se vayan a utilizar en el desarrollo de la actividad industrial. La Ley de Industria y el conjunto de reglamentos de seguridad que emanan de la misma son los que establecen los requisitos de seguridad que deben cumplir las diferentes instalaciones. A nivel europeo, son el conjunto de Directivas europeas sobre seguridad de producto las que establecen los requisitos de seguridad que deben reunir los equipos.

También tenemos otra área reglamentaria que gira entorno a la seguridad de las personas que van a formar parte de la actividad industrial, es decir, los empleados. Se trata de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el conjunto de disposiciones que derivan de ella, en las que se establecen las medidas de seguridad que se deben adoptar en las empresas para proteger a sus trabajadores.

El límite reglamentario entre estas dos áreas de seguridad de una empresa es muy difuso debido a la interrelación que tienen entre sí. Por tanto, podemos definir la Seguridad Industrial como un sistema de disposiciones que tienen por objeto la prevención y limitación de riesgos, así como la protección contra accidentes capaces de producir daños a los trabajadores, bienes o medio ambiente, derivados de la actividad industrial, de la utilización, funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones y equipos de trabajo, así como de la producción, uso o consumo de los productos.

 

Seguridad en ámbitos logísticos y maquinaria industrial

Para asegurarnos de que la empresa cumple con un determinado nivel de seguridad y un adecuado control, deberemos identificar cuáles son los equipos, aparatos e instalaciones que se deben tener en cuenta.

En especial, vamos a tratar la seguridad enfocada a las estanterías de almacenamiento y maquinaria industrial, consideradas como un equipo de trabajo que debe cumplir una serie de requisitos.

Consejos a seguir:

  • Seleccionar una persona o entidad competente y habilitada para este tipo de trabajo, con capacidad técnica para solventar las posibles contrariedades que puedan surgir.
  • Asegurarse d que el proyecto enfocado a comprobar la seguridad de este equipo de trabajo incorpora alguna memoria o similar, con las revisiones periódicas realizadas, las deficiencias que hayan podido surgir y la certificación de que han sido solucionadas, además de las normas utilizadas para realizar el proyecto.
  • Recopilar las declaraciones de conformidad y/o certificaciones de seguridad de las estanterías, una vez realizado el trabajo.
  • Hacer revisiones periódicas. Una vez iniciada la actividad se debe asegurar que las condiciones de funcionamiento de la instalación siguen siendo adecuadas, y que las medidas de protección y seguridad establecidas para cada sistema siguen estando activas.
  • Además de contratar un organismo independiente y especializado para encargarse del mantenimiento del equipo de trabajo, conviene que se realice, cada cierto tiempo, revisiones periódicas internamente.
  • Es importante la elección de los equipos e instalaciones más adecuadas, así como disponer de un buen programa de mantenimiento, que contemple los mantenimientos establecidos por el fabricante y los mantenimientos periódicos con sus correspondiente posibles modificaciones, acorde a la reglamentación vigente.
  • Es recomendable disponer de todos los contratos de mantenimiento que se realicen por parte de otras entidades, los registros, las actas e informes, así como la certificación que estas mismas deben expedir una vez realizado el mantenimiento.

Tener las instalaciones en inadecuada conservación y mantenimiento, puede llegar a ser considerado motivo de multa, siempre y cuando resulte un peligro para las personas, la flora, la fauna, los bienes o el medio ambiente, penado con multas desde 3005,07€ hasta 90151,82€. En caso de que esta inadecuada conservación y mantenimiento de las instalaciones sea a causa de una mala gestión por parte del organismo mantenedor, la responsabilidad recae sobre él. De este modo, la contratación de otras empresas para realizar el mantenimiento de la empresa propia, sirve como una forma de “seguro” ante la ley.

 

Mantenimiento de estanterías en ámbitos logísticos

En el mantenimiento de estanterías en logística, el organismo de control debe realizar una inspección de estos equipos de trabajo con el objetivo de contrastar los siguientes puntos:

  • No se han producido cambios en la actividad ni ampliaciones.
  • Se sigue manteniendo la tipología del establecimiento y el mismo equipamiento.
  • Los sistemas de protección y seguridad siguen siendo los exigidos y se realizan las operaciones de mantenimiento conforme los correspondientes reglamentos.

Por su parte, la empresa afectada deberá:

  • Disponer de un calendario con las fechas planificadas para llevar a cabo las correspondientes inspecciones periódicas establecidas por los distintos reglamentos.
  • Contactar con un organismo de control habilitado, cualificado y competente.
  • Mantener un registro de todas las inspecciones periódicas realizadas.

Las medidas correctoras necesarias para subsanar las posibles deficiencias encontradas durante las inspecciones pueden ser adoptadas por el organismo encargado de inspeccionar las estanterías, o por la propia empresa, de forma interna. La certificación de que estos equipos de trabajo cumplen la normativa vigente sí que debe ser expedida por el organismo de control.

Para que el organismo de control pueda realizar su trabajo, se le deberá permitir el acceso a las instalaciones, además de facilitarles la información y documentación necesarias para que realicen su trabajo.

Las Inspecciones Técnicas de Estanterías se realizan una vez al año, dado que, siempre que se siga la Norma UNE 15635, se establece que el almacenaje en estanterías debe ser revisado una al menos una vez cada 12 meses.

Si quieres conocer más información sobre las inspecciones técnicas de estanterías y otros servicios de mantenimiento en almacenes logísticos pincha aquí.

 

Mantenimiento de maquinaria en ámbito industrial

En el mantenimiento de la maquinaria, los principales trabajos que se realizan son:

La diferencia principal entre el mantenimiento de la maquinaria y el de las estanterías, es que las máquinas requieren de realizar adecuación o marcado CE una vez, mientras que las estanterías requieren mantenimiento periódico anualmente. Aún así, aunque según la ley la adecuación o el marcado CE solo deba realizarse una vez, conviene realizar revisiones periódicas de forma interna para comprobar que las máquinas siguen en buen estado, con un buen funcionamiento y siendo seguras para el personal que interactúe con ellas. En caso de que haya una modificación sustancial de la maquinaria, aunque esta sea previamente poseedora de adecuación o marcado CE, se deber volver a realizar el proyecto.

Todas las empresas que dispongan de maquinaria deberán adecuar sus máquinas a una de estas dos normas, anteriormente mencionadas. Para saber si una máquina requiere de adecuación al RD1215/97 o de Marcado CE, la diferencia más importante es saber si se va a comercializar o no.

Si una empresa dispone de una máquina, la cual únicamente va a ser utilizada por sus propios operarios, requerirá de la adecuación al RD 1215/97. En cambio, si la empresa tiene intención de comercializar esa máquina, necesitará el Marcado CE.

Si quieres conocer más información sobre la diferencia entre Adecuación al Real Decreto 1215/97 y Marcado CE y el proceso que se realiza en ambos proyectos pincha aquí.

 

En definitiva, la seguridad de los equipos de trabajo de una empresa, tales como estanterías de almacenamiento y maquinaria industrial, requieren de un proyecto acorde a las normativas vigentes, con sus correspondientes revisiones periódicas, sean obligatorias o no. Sin embargo, lo verdaderamente fundamental, es que la seguridad de una empresa no debe estar enfocada a cumplir las leyes, sino a garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *